Un día senti dolores.

Hay dolores que se sienten en el cuerpo y se deben los golpes dados contra algún objeto o contra el piso o esos dolores que nos llegan por un problema orgánico, ya sean dolores de estómago o dolores de cabeza o dolores de hígado o dolores de garganta o dolores de dietes con estos dolores creo que la gran mayoría podemos sobrellevar o son dolores que identificamos y tenemos como darnos cura tanto al dolor, como al origen de ese dolor, sabemos que ese dolor es un síntoma y no la causa, por lo tanto podemos atacar tanto la causa como mitigar el síntoma, además es muy común que en todas las familias sepan cómo hacerlo y poder trasmitirlo a sus hijos y poder conversarlos hasta conocemos cuales son los especialistas médicos que los tratan.

Pero hay otros dolores que son más difíciles de identificar y más difíciles de diagnosticar,  tanto sus síntomas como sus causas y que no tienen que ver ni con el género,  ni con la edad, ni con clases sociales, tienen que ver con el ser humano y el entorno que lo hace vivir en comunidad.

Tiene que ver con los dolores que produce el desarraigo, el amor, el dejar a sus padres, los cambios de trabajo, los cambios de escuela, los cambios de amigos, los cambios de grupos, tanto de actividades deportivas como educativas y como nos cuesta  entender que cada cambio es una elección y que cada puerta que se abre hay muchas puertas que se cierran pero eso es sin lugar a dudas la vida misma, lo otros días me encontré con un amigo que tuvo que irse de su pueblo para ir a estudiar, y lo que conlleva, hacer nuevos vínculos, formar familias, integrar nuevas familias y con los años decirme, no  sé  si hice bien en dejar mi pueblo, hasta te diría que me arrepiento, a lo que yo le conteste yo la verdad que debe de ser un de las cosas que menos dolor me causan, yo estoy orgullosos de mí,  el haber arriesgado, que mis padres me hallan inculcado el irme que hoy no pienso en volver  por el contrario trato de cortar todos  los vínculos que pueda tener y eso no es desagradecimiento, todo lo contrario estoy muy agradecido, pero no quiero que ese tipo de  dolor me cause daño .

 

Ing Roberto Rene Leal   13/10/2019