La Argentina se lo merecen.

Evidentemente deberiamos diferenciar cuando es para el país todo y cuando es para la ciudadanía, y claro uno se termina poniendo en una posición de absolutista y que tiene la verdad, pero es como cuando definía los prejuicios creo que debemos de tener ese grado de determinación y si es lo que pensamos ponerlo en consideración.

Porque uno emite un juicio en base al conocimiento y en base a la experiencia y debe de poder hacerlo libremente y sin ningún tapujo. A pesar de que son cosas que le criticamos al otro, porque en esa critica también dejamos entrever el desconocimiento del otro al emitir el juicio, pero si el mismo tiene fundamentos y no fundamentalismos, creo que estamos capacitados para criticar.

Yo he sido una persona que me ha gustado el futbol y lo he practicado, también he criticado a Maradona en pleno apogeo, con determinada vehemencia y seguro que lo he estado haciendo con mis amigo, hoy con el tiempo y viendo determinadas actitudes entiendo porque lo hacia, no era su futbol, no era su calidad, no era su manera de pegarle de 60m un pase a los pies del compañero ni en los tiros libres, era su actitud, cosa muy valorada por los argentinos y en su gran mayoría por los periodistas, esa actitud de caudillo, esa actitud de matón de barrio, esa actitud de pendenciero, esa actitud que nos hace como sociedad una sociedad despreciable por el resto de los mortales que viven en estructuras mas dignas.

Si pensamos en otro tipo de líderes, en líderes donde su leitmotiv sea el conocimiento y su forma de demostrarlo tenga que ver con actitudes más humildes y no arrogantes tendríamos motivos reales para enorgullecernos.

Lideres como Messi, San Martín, Moreno, Sarmiento, Favaloro, Fangio, Vilas, etc. y muchos mas que seguro andan por este mejorable país, con muchos aciertos y muchos errores, pero son humanos y deben de tenerlos, cuando alguien reconoce el error no es símbolo de flaqueza por el contrario es símbolo de grandeza, y poder corregirlo pasan a ser personas a considerar y pensar ponerlos en el lugar que se merecen.

Ing Roberto Rene leal    9/9/2019